Sigo leyendo el libro escrito por Bert Esselink, titulado A Practical Guide to Localización, que considero la “enciclopedia” sobre la localización de software y de páginas web. Uno de los capítulos que me llamó la atención fue el relacionado con la traducción de la documentación técnica de un software. He aquí mis preguntas y las respuestas que encontré en la “enciclopedia” de la localización de software.

¿Qué tipo de documentación técnica se podría traducir dentro del mundo de la localización de software?

Siempre existirá algún tipo de documentación técnica en torno al software que se tendrá que localizar y, por ende, traducir. Entre los tipos de documentación técnica se pueden incluir las guías de instalación, las guías de inicio rápido, los manuales de ayuda en línea y los materiales complementarios, tales como las tarjetas de referencia rápida, las etiquetas de los discos, la caja del producto y los materiales publicitarios.

¿Toda la documentación está en formato digital o se tiene que imprimir algún material?

La mayoría de las ayudas se incluyen en la documentación técnica en línea, así como también las guías de referencia o administrativa. Si se adquiere un software en físico, por ejemplo, en CD, es usual que se proporcione, junto con el software, las guías de instalación y de inicio rápido y los materiales publicitarios, como el empaque en el que viene el software.

¿Se utiliza algún software especial para elaborar la documentación técnica?

Para elaborar los manuales impresos y digitales generalmente se utilizan procesadores de texto, como MS  Word, o programas de edición y publicación como Adobe Framemaker. Los manuales digitales se convierten a alguno de los formatos de ayuda en línea. Para el caso de los materiales complementarios, se utilizan aplicaciones de diseño o maquetación, tales como InDesign, QuarkXpress o Adobe Pagemaker.

¿Qué componentes de la documentación técnica se deberían traducir?

Los archivos de documentación incluyen portada, tabla de contenidos, índice, capítulos y apéndices, además de las listas de imágenes y referencias cruzadas, todo esto se debe traducir. Es importante ver que los capítulos, por ejemplo, se dividen en el cuerpo del texto, compuesto por encabezados, párrafos, listas, tablas y observaciones y advertencia. Además, están los marcadores de índice que pueden estar en distintas partes del texto y que pueden ser texto oculto, si se utilizó MS Word o marcadores si se utilizó FrameMaker y las capturas de imagen que muestran los distintos elementos de la interfaz del usuario y pueden contener leyendas (callout text).

¿En qué formatos podríamos encontrar la documentación técnica en línea que además puedan ser localizables?

Los distintos tipos de documentación técnica pueden contener varios tipos de formatos, es decir, una ayuda en línea puede tener texto e imagen, pero estos se guardan en distintos formatos. Entre los formatos que se pueden localizar y, por ende, traducir son css (Cascading style sheet), .formatos de imagen, como gif, jpg o png, formatos de archivos Sitemap con tablas de contenidos o entradas de índices hhc y hhk, archivos de proyectos, tales como hhp, archivos de html como htm o html, archivos XML, archivos de texto desplegable en formato txt y archivos de listas de paradas (stop list) en formato stp.

¿Se traducen todos los tipos de documentación técnica de un software con sistemas de traducción asistida?

No. Los sistemas de traducción asistida se utilizan básicamente para traducir las guías de instalación, las guías de inicio rápido y los manuales de ayuda en línea. El material complementario, por ser publicitario, no se traduce con este tipo de sistemas.

¿Podemos traducir documentación técnica con un sistema de traducción asistida por computadora sin necesidad de ver el documento original?

No. Cuando se utiliza un sistema de traducción asistida por computadora (TAC), se necesita el documento original, para tener una visión general de la estructura y de la organización del contenido del documento y conocer el contexto en el que se insertan los gráficos, las leyendas y las  etiquetas, puesto que puede ocurrir que la segmentación en el programa TAC no haya sido la correcta y se tenga que editar dicha segmentación, puesto que, en caso contrario, pueden generarse problemas a la hora de crear la versión final del documento y se desmejore la calidad de la memoria de traducción y, por ende, las búsquedas de concordancias parciales o exactas puedan llegar a ser ineficientes.

Seguiré leyendo y aprendiendo cosas nuevas en torno a la localización de software.

Un saludo para todos.