¡Bien! Terminaste la traducción con tu sistema de traducción asistida por computadora, pero sientes que las funciones de control de calidad no son suficientes para verificar la consistencia de tus traducciones. Si bien tengo que reconocer que observo que los desarrolladores de traducción asistida por computadora (TAC) han mejorado considerablemente las funciones de control de calidad de sus productos, considero que nunca está de más contar con programas externos que complementen el proceso de control de calidad. Estos programas externos se llaman programas o herramientas de control de calidad de las traducciones.

Las herramientas para el control de calidad de traducciones básicamente son herramientas que permiten cargar un archivo bilingüe (que contiene segmentos en la lengua original y su correspondiente traducción en la lengua de destino), para luego comparar, revisar y corregir cada segmento original con su correspondiente segmento de destino. Este tipo de herramientas también permite realizar correcciones desde el punto de vista terminológico.

Me atrevo a decir que estas herramientas de control de calidad sirven también para efectuar el mantenimiento de las memorias de traducción. Algunos programas de traducción asistida por computadora (TAC) no cuentan con esta función de mantenimiento, Swordfish Translation Editor y Wordfast Pro son dos ejemplos de ello. Otro aspecto útil es que estos programas pueden generar informes de errores que se podrían compartir con el traductor del proyecto para que verifique su traducción.

Los programas de control de calidad de traducciones cuentan con funciones básicas que permiten detectar: inconsistencias terminológicas, segmentos originales que no tienen traducción, segmentos originales y de destino idénticos, unidades de traducción repetidas, segmentos con inconsistencias en las etiquetas, segmentos con formatos incorrectos de números, errores de puntuación y de terminología, segmentos con espacions adicionales, y segmentos con errores ortográficos.

El mercado cuenta con pocas propuestas al respecto. Sin embargo, encuentro que cada opción tiene sus particularidades que la diferencia del resto. A continuación les mencionaré las que he encontrado.

ApSIC Xbench. Esta propuesta tiene ya varios años en el mercado y es una propuesta de la empresa española ApSIC, S.L. Actualmente cuenta con una versión gratuita, que sería el programa Xbench 2.9, y una versión paga que sería Xbench 3.0. Para la versión paga, el usuario paga un programa de suscripción de una año por usuario. Puede tener instalado el programa en una computadora, pero múltiples licencias, según la cantidad de usuarios que tengan acceso a la computadora y, por supuesto, al programa. Me gusta de ApSIC Xbench es que cuentan con una sección para búsquedas en Internet y también para búsqueda de terminología. Este es el único programa de control de calidad de traducciones con múltiples filtros de archivos bilingües de distintos sistemas de traducción asistida y también los formatos normalizados TMX y XLIFF. La versión paga cuesta 99 Euros sin IVA.  Para probar, pueden utilizar la versión gratuita, aunque la empresa señala que ya no hay más actualizaciones para la versión gratuita, puesto que se están dedicando al desarrollo de la versión paga. Importante saber que cuenta con un plugin para los que trabajan con SDL Trados Studio 2014 y es sólo para usuarios del sistema operativo Windows. Como último punto, que no sé si considerarlo ventaja o desventaja o ninguna de las dos, es el hecho de que se debe tener MS Word o SDLX, en caso de que los archivos bilingües están en el formato de esos programas. La licencia se renueva anualmente.

Entorno de trabajo de Apsic Xbench 2.9

Entorno de trabajo de Apsic Xbench 2.9. Haga clic sobre la imagen, para verla más grande.

D.O.G. ErrorSpy. Este programa lo ha desarrollado la empresa alemana D.O.G., especializada en servicios de traducción, documentación y desarrollo de software para el sector lingüístico. La empresa ha diseñado su producto, teniendo en cuenta al revisor de traducciones más que al traductor. El programa genera una lista de errores del archivo que está revisando. Si se necesitan revisar archivos de trados en formato TTX, se deberá tener instalada la versión de Trados compatible con dicho formato. Además de revisar, también permite efectuar las correcciones al archivo directamente en el programa. La versión Error Spy 8 Freelance ronda los 250 Euros.

Entorno de trabajo de ErrorSpy (haga clic sobre la imagen, para verla más grande)

Entorno de trabajo de ErrorSpy. Haga clic sobre la imagen, para verla más grande.

 

Verifika. Este es un producto desarrollado por la empresa Palex Group Inc. Verifika también detecta los errores de consistencia de los segmentos, de terminología y los errores ortográficos y genera la lista de errores correspondientes, además, permite realizar correcciones al archivo sin necesidad de volver al sistema de traducción asistida. Esto es útil en el caso de que se desee realizar el mantenimiento de la memoria, quizás no tanto si se trabaja con un archivo bilingüe con el que se desee actualizar la memoria posteriormente. El modelo de licenciamiento se basa tanto en el número de idiomas para revisar y el número de máquinas en donde se desea instalar el programa. La versión freelance que permite revisar un máximo de tres idiomas y sólo se puede instalar en una computadora cuesta 90 Euros. Sin embargo, no queda como muy claro si sólo puede comprar una licencia por ese monto, puesto que en las condiciones de compra, la empresa indica que para esta versión la compra mínima deberá ser de 4 licencias. Así que si eso es así, pues una licencia sin restricciones del idioma costaría 359 Euros. Anualmente, hay que actualizar la suscripción.

Entorno de trabajo de Verifika

Entorno de trabajo de Verifika. Haga clic sobre la imagen, para verla más grande.

Yamagata QA Distiller. Veo que, luego de ApSIC Xbench, QA Distiller es una de las herramientas para el control de calidad de traducciones más conocida del mercado y cuenta con muy buenos comentarios. Este es un producto de la empresa belga Yamagata Europe. Básicamente, cuenta con las mismas funciones con las que cuenta ApSIC Xbench, además del editor de correcciones, como Verifika y ErrorSpy. Al igual que Verifika, QA Distiller cuenta con una versión freelance para tres idiomas y un usuario por un precio de 249 Euros. Si se desean todos los idiomas, entonces la versión Professional para un solo usuario cuesta 1000 Euros. La versión para empresas, que tiene todas las funcionalidades y permite que cinco usuarios lo manejen cuesta 2500 Euros. Esta versión es sólo para usuarios de MS Windows.

Entorno de trabajo de QADistiller

Entorno de trabajo de QADistiller. Haga clic sobre la imagen, para verla más grande.

Moravia PQAC. Esta es una propuesta gratuita y online desarrollada por la empresa checa Moravia. Esta herramienta está en la nube y, para poder usarla, se tiene que registrar uno como usuario. Es una herramienta bastante básica, puesto que sólo genera las listas de comprobación de errores. No permite revisar archivos en formato TMX. Para generar las listas de comprobación, el sistema le da a uno 30 segundos para que pueda seleccionar todos los aspectos que desees revisar. Posteriormente, los resultados se los envían al correo con el que se registró. Los resultados los envía en formato HTML.

Entorno de trabajo de Moravia PQAC (haga clic sobre la imagen, para verla más grande)

Entorno de trabajo de Moravia PQAC. Haga clic sobre la imagen, para verla más grande.

CheckMate de Okapi. Esta es una propuesta útil para aquellos usuarios de Mac y Linux, porque es multiplataforma. En cuanto al número de  funcionalidades de comprobación, éste es menor que el de las propuestas anteriores. Solo se pueden generar listas de comprobación de errores más no se pueden editar directamente en el documento bilingüe. Además, el número de formatos a procesar es menor, pero se pueden procesar los más importantes y conocidos como son XLIFF y TMX.

Entorno de trabajo de CheckMake (haga clic sobre la imagen, para verla más grande)

Entorno de trabajo de CheckMake (haga clic sobre la imagen, para verla más grande)

Pienso que aquellos que deseen empezar a conocer las herramientas de plataforma independiente de control de calidad de traducciones deberían utilizar, primero, las versiones de prueba, para definir cuál es la herramienta que más les conviene. Es muy importante, por supuesto, tener buenas listas de referencias y glosarios terminológicos a partir de las cuales se puedan generar buenas listas de comprobación de errores. Los usuarios se quejan mucho de los falsos errores y eso depende mucho de dichas listas de referencias.

Además, pienso que, si realmente se quiere tener como complemento al sistema de traducción asistida por computadora un programa para el control de calidad de las traducciones, se debería invertir en una propuesta que, además, permita la edición de los errores en el mismo archivo, sobretodo para el caso en el que se desee hacer mantenimiento de las memorias de traducción.

¡Un saludo para todos!